La verdad ha cambiado: el punto de compra sobre el punto de venta.

Es momento de replantear lo que sabemos sobre el momento de decisión de los consumidores. Hoy en día ya no basta con realizar activaciones en el punto de venta, porque muchas veces estos van al lugar con una decisión tomada. Si queremos generar un impacto real y atraer nuevos clientes hay que poner nuestros esfuerzos en el punto de compra; en esos momentos donde las personas están relajadas, alegres y susceptibles a conocer nuevos productos, a través de experiencias únicas.